Plan renove del Celta: vender para fichar a Rafinha y Murillo y reforzar otras líneas

03 Agosto, 2020

Así informa 'Mundo Deportivo':

Òscar García empezará de cero su proyecto en el Celta esta próxima temporada. Tras llegar como ‘apagafuegos’ mediada la anterior y salvar ‘in extremis’ al equipo del descenso, ahora le toca configurar una plantilla acorde a su estilo futbolístico con el objetivo de volver hacer disfrutar a la afición celeste, que lleva varios años con el corazón en un puño. Sin embargo, no jugará a su favor un mercado estival de fichajes ‘salpicado’ por la pandemia del coronavirus.


Aun así, la idea de Òscar y de su cuerpo técnico es que el club acometa una profunda remodelación en la medida de lo posible. Hasta diez futbolistas tienen el cartel de ‘transferibles’, mientras que otros cuatro (Murillo, Rafinha, Bradaric y Smolov) han hecho las maletas al acabar su cesión.

Los dos primeros, no obstante, podrían continuar, o al menos es lo que se intentará. Por el defensa, el Celta tiene una opción de compra de 15 millones de euros que está intentado rebajar con la Sampdoria (ya hay acuerdo con el jugador), mientras que las negociaciones con el Barça para que siga el centrocampista también se antojan complicadas.

Lo que está claro es que para llevar a buen puerto ambas operaciones el Celta necesita ingresar dinero y ahí es donde aparecen los nombres de Araujo, Okay, Emre Mor y Pione Sisto. La venta de alguno de ellos, en especial la del extremo turco (lo están moviendo por Turquía) y la del extremo danés (podría regresar a su antiguo equipo, el Midtjylland), conllevaría una inyección económica para atar a Murillo y Rafinha, refuerzos que se unirían a los ya oficiales del mediocentro chileno Renato Tapia (Feyenoord) y del extremo Álvaro Vadillo (Granada), incorporaciones a coste cero.

Las urgencias abarcan más posiciones. No tendría que haberlas en la portería, pero las lesiones de Sergio Álvarez y Rubén Blanco han dejado a Iván Villar como único meta, por lo que no es descartable un fichaje. Tampoco en defensa. La intención es firmar a un central zurdo que pueda jugar también de lateral izquierdo, pues David Juncà podría salir. Al menos, Lucas Olaza continuará cedido por Boca Juniors. En el eje de la zaga, David Costas no regresará si el Almería, donde está cedido, asciende, pues el club andaluz tendría que hacer efectiva una cláusula de compra obligatoria.

En la medular, ya sin Bradaric ni Pape Cheikh, de vuelta al Cagliari y Lyon, respectivamente, tampoco cuenta Jozabed tras su cesión en el Girona, por lo que habría que apuntalar esta línea (Rafinha es el pretendido). Las bandas parecen mejor cubiertas, aunque Juan Hernández apunta al Lugo y el citado Emre Mor a cualquier destino menos Vigo. Tras la llegada de Nolito y Vadillo, Òscar quiere otro extremo. Su petición es Take Kubo, pero el japonés del Real Madrid es objeto de deseo de media Primera División.

Y ya en la punta del ataque se busca al menos un acompañante para Iago Aspas y Santi Mina después del adiós del cedido Smolov (Lokomotiv) -no se ejecutó la opción de compra por el ruso- y de que el paraguayo ‘Toro’ Fernandez no cuente y busque acomodo en otro equipo de LaLiga.