Marcelino sobre el estado anímico y confirma las bajas de Yuri, Yeray y Muniain

20 Abril, 2021

Así ha publicado 'As' las declaraciones del técnico del Athletic:

Estado de ánimo tas perder la Copa: "Me genera tristeza, me genera inconformismo, me genera lo que nos viene a mente cuando tienes la posibilidad de ganar la Copa y brindársela a la afición y a los jugadores. Tienes ese enfado, esa rabia".

Toca remontar en estos ocho partidos que restan, aseverando que todavía no diseña la siguiente temporada: "Nos planteamos con la idea de levantarnos y competir al máximo nivel que estamos capacitados. Dando oportunidades a todos. Hemos visto competir en estos 22 partidos más a unos que a otros y ver las prestaciones y, en función de su trabajo, de cada partido decidiremos quién. Nuestro rendimiento es inferior al potencial. No somos capaces de mantener el nivel competitivo durante diez meses".


Del filial no va a tirar, de momento: "El club tiene claro los que participar con la pretemporada y están en un playoff de ascenso. Hasta ahora no porque había suficientes en el primer equipo así lo haremos hasta el final de temporada".

Yuri, Yeray e Iker Muniain serán bajas ante el Betis: "Yuri, Yeray e Iker Muniain serán baja para este partido y ya veremos la evolución y los médicos decidirán cuándo estarán disponibles, el resto, fastidiados".

Difícil alcanzar plaza de Europa: "Hablamos de supuestos y lo que quiero es que el equipo se recupere mentalmente, su confianza, la activación y el propio convencimiento de sus posibilidades. Es difícil porque son varios equipos y están demostrando que están mejor que nosotros".

Sobre los fichajes del verano, si los hubiera, esquiva pronunciarse: "Quedan muchos partidos de competición, pensar más allá es equivocarnos, supone una prueba de cómo reacciona el equipo ante la dificultad". Y adelanta que "nos sentaremos, decidiremos y veremos cómo se puede conformar una plantilla desde el punto de vista económico y deportivo, pero es futuro. El presente es lo que le ocupa, queda un mes y ocho partidos de competición".


Sobre qué cambiaría el sábado pasado ante el equipo de Koeman y el caso Muniain, que acabó lastrado, relata, sin buscar excusas: "No tuvimos la mejor suerte posible. Una lesión de Iker del jueves, rara, se decidió con los médicos, futbolista y entrenador que un jugador muy importante participara porque creíamos que iba a estar a un mejor nivel".