Ramos y Nacho completan la sesión con normalidad; bajas de Mendy y Valverde

30 Abril, 2021

Así informa 'As':

El Real Madrid se ejercitó en la mañana de este viernes en los Campos 1 y 2 de la Ciudad Deportiva de Valdebebas con dos buenas noticias: Sergio Ramos y Nacho trabajaron a buen ritmo con el grupo y podrán ser de la partida ante Osasuna este sábado en el Di Stéfano, a partir de las 21:00 horas de la noche (Movistar LaLiga), en un duelo fundamental para que el Madrid se enganche a la pelea por la Liga y meta presión a Barcelona y Atleti.


El capitán blanco ha dejado atrás sus problemas musculares y podrá disponer de minutos frente a Osasuna para ganar ritmo de competición, de cara a la visita al Chelsea del miércoles en la vuelta de semifinales de la Champions League. Ramos ha cumplido con el plan previsto: unos minutos contra Osasuna y poder optar al once titular frente al equipo londinense. Una ayuda importante, pues el equipo madridista anda con varias bajas en defensa.


También podrá jugar Nacho, que el jueves no se ejercitó al ritmo del resto debido a un golpe que sufrió en la ida de semifinales contra el Chelsea en Valdebebas (1-1), pero que sí lo hizo sin problemas este viernes. El concurso del alcalaíno es fundamental para Zidane tras la reciente rotura muscular de Carvajal, que estará fuera tres semanas de baja. Sin el de Leganés ni Lucas Vázquez, a Zidane sólo le queda Odriozola para la banda derecha y su confianza en el donostiarra es escasa. La presencia de Nacho le alivia en cierto sentido, pues luego contará con Ramos, Varane y Militao como opciones para el centro de la zaga.

Donde tiene problemas Zidane es en el carril zurdo, pues Mendy sigue sin incorporarse con el grupo a unos días de la visita a Londres. Los problemas musculares del francés no terminan de remitir y supone una baja importante para Zidane contra el Chelsea. Si no llegaba, la idea del técnico era alinear a Nacho en la izquierda, pero sin Carvajal le necesita en la derecha, por lo que a Zizou sólo le queda la vía de Marcelo.

Tampoco estuvo en el entrenamiento del Madrid Fede Valverde, que ya ha dado negativo en las pruebas PCR del COVID-19, pero que justo termina su etapa de cuarentena de 10 días y que está esperando un segundo negativo para poder incorporarse con el grupo. Ha pasado la enfermedad con síntomas muy leves y se confía en que pueda jugar sin problemas ante el Chelsea el sábado, aunque eso sí, sin ningún ritmo de competición.