Simeone habla sobre la derrota, carga contra el arbitraje y se muestra satisfecho con sus jugadores

27 Enero, 2023

Así ha publicado 'As' las declaraciones del técnico del Atlético de Madrid:

¿Cómo le deja el resultado? Muy bien. Vi a un equipo que compitió extraordinariamente bien. Hubo detalles que pueden ser a favor o en contra, pero lo condiciona todo. A nadie le importa, pero es una realidad.

¿Qué pasó en la segunda mitad? El Madrid empezó a jugar. Es un equipo que juega bien, que tiene posibilidades de atacarte. Defendimos muy bien hasta el golazo de Rodrygo. Antes hay una jugada determinante, que es la de Ceballos. Pasa inadvertida y no le importa a nadie. Pudo dejarnos once contra diez con 0-1 y repito, no le importa a nadie. Estos son detalles que determinan a un lado u otro. Luego Savic fue expulsado y aun así quisimos empatar. Lo dimos todo absolutamente. Eso nos deja tranquilos, nos hace generar en estos partidos únicos que siempre lo llevamos a los alargues, a un lugar de dificultad. Me llena de orgullo que competimos bien. Queríamos ganar, obviamente. Ya solo nos queda la Liga y a esperar terminar bien el año y analizar bien todo después.


¿Se va molesto con el árbitro? Te comento lo que le dije al árbitro, si tenía algún problema personal con Morata porque no le pitó ni una falta. Es verdad que Morata exagera alguna caída, pero ni una le pitó. Entendía que se había tirado en todas menos una.

¿Le preocupa que se haga larga la temporada? Tengo una cosa en la cabeza. Trabajar con entusiasmo, dando el máximo desde el día que llegue hasta que me tenga que ir. Buscaré dar el máximo hasta ese día que llegará en algún momento

¿Cuándo? En algún momento llegará.

¿Qué le faltó al equipo? Para mí hicimos un partido muy bueno hasta el minuto 70, donde la falta de Ceballos, a nadie le importa que no reciba la segunda amarilla, pero nos hubiésemos quedado con uno más con el resultado a favor. No sucedió, luego vino la expulsión de Savic, nos quedamos con uno menos. Hasta el gol de Rodrygo, en una acción fantástica individual, el equipo generó grandes cosas, jugó, la tuvo y con el correr del partido se hizo difícil sostener con uno menos pese a que, aún así, el equipo buscó el empate y encontrarse con el empate que buscaba. Me voy sumamente tranquilo con el esfuerzo de los jugadores y la imagen que el equipo dio.

¿Qué fue a hablar con Soto Grado? Le pregunté, porque ya pasó en San Sebastián que a Morata no le pitó ni una falta. Le dije que si tenía algo contra Álvaro no le ponía el siguiente partido que nos arbitrase él, porque es muy difícil. Él me decía que Álvaro exagera sus caídas, pero me comí la que Morata tuvo que salir por el golpe. A nadie le importa lo que no pasó, hablamos de algo que no pasó, Ceballos pudo ver la amarilla, no la vio, Savic sí. El Madrid está contento, nosotros no por el resultado, pero contento por como competimos.


¿Fue el arbitraje decisivo? Decisivos son los jugadores que juegan y el Madrid en esta situación volvió a ser superior de cara a gol en los momentos importantes del partido. Tuvimos ocasiones, la de Griezmann, Carrasco, Memphis... Pero cuando compiten de esta manera hay pocas cosas para reclamar al equipo. Intentar seguir de esta manera. Quedamos fuera de Champions, de Copa y nos queda la segunda vuelta para llegar al objetivo que el club necesita.

¿Cómo está el equipo? Yo estoy contento cuando nos comportamos como nos comportamos hoy como equipo. Quedamos fuera de Champions, de Copa del Rey, el equipo tiene toda una segunda vuelta por delante. Tengo una alegría enorme por estar en el Atlético desde el día que llegué y, hasta el que me vaya, voy a dejar todo entregándome al mil por mil por el equipo y el club.

¿Qué le puede decir a la afición fuera de Champions y Copa? Sin títulos me queda poco por decir. No tenemos Champions, Copa y el primer responsable soy yo. Pero hoy me voy contento, me gustó el equipo, competimos bien, vinimos a un campo con cien aficionados nuestros, el resto del Madrid, y competimos muy bien. Cuando el equipo quiere, compite bien, y eso me da un poco de bronca, pero es la realidad, cuando el equipo quiere compite muy bien.