Rafa Benítez sobre el empate, la posición de Iago Aspas, el cambio de sistema y explica la ausencia de Gabri Veiga

19 Agosto, 2023

Así ha publicado 'Marca' las declaraciones del técnico del Celta:

Rafa Benítez valoró lo que había supuesto cambiar a defensa de cinco para sumar un empate ante la Real Sociedad: "Creo que hemos reaccionado bien a una Real que en el primer tiempo lo ha hecho bien y nos ha hecho trabajar y sufrir mucho en defensa. Hemos reaccionado bien con ese cambio. Nos ha ayudado a a ser un poco más sólidos y luego, poco a poco, a ir creciendo durante el partido. Habrá que adaptarse en función de lo que nos interese hacer y lo que pueda hacer el rival. Prefiero jugar con defensa de cuatro, si es posible, y luego ya decidiremos".

Sobre la posición de Iago Aspas más retrasada, utilizó una vieja teoría: "Hace tiempo que utilicé la teoría de la manta corta. Cuando hace frío y te quieres tapar la cabeza, te descubres los pies y a la inversa. Cuando Iago viene atrás, nos falta algo arriba y cuando está arriba, nos falta algo atrás para enlazar. Hay que encontrar el equilibrio".


E insistió en la explicación: "Si tuviésemos la manta larga, habría otro jugador más para ayudar a Iago. Hemos visto que teníamos que ajustar atrás porque si no no hubiésemos llegado arriba. El segundo tiempo, explicando un poco más y definiendo la función de cada futbolista ha sido más fácil. La manta corta depende del nivel al que estás, cuando tienes mucho dinero haces una manta muy larga. Lo que tenemos que hacer es estirarla poco a poco".

Sobre la justicia del marcador, dijo: "Creo que en el primer tiempo ellos están bastante bien y nos cuesta ajustar en defensa y en el segundo nosotros estamos bastante bien y poco a poco vamos teniendo control del partido y de ahí que llegáramos con más peligro. Podía haber pasado cualquier cosa pero el empate puede ser justo, porque cada equipo dominó un tiempo. Quieres los tres puntos, pero ante un equipo tan fuerte como la Real, es un punto de partida".

Finalmente, explicó que la ausencia de Gabri Veiga fue su salida, casi cerrada: "Estamos ya muy cerca, hay que ser realistas y decir que está muy cerca. Yo hablé con él y desde el punto de vista anímico hubiese sido arriesgar por saber si el chaval estaba o no estaba y desde el punto de vista físico, también. Afortunadamente, sus compañeros han estado bien y no lo han necesitado".